Por Anna Tarí

Pere Gifre es un artista español que con su propia técnica especializada, denominada ingeniería VFX, está conquistando San Francisco. Sus estudios de ingeniería le han llevado a utilizar el ordenador para transformar procesos físicos de la naturaleza en obras de arte de lujo. Su especialidad son las esculturas, diseño de interior y arquitectura. Entre sus obras se encuentra la escultura Splash de la Expo Zaragoza 2008, la vajilla del chef Ferran Adrià o el diseño de la Copa América de vela.

VT: ¿Cómo definiría su arte?
PG: Mi arte parte un poco de todo lo que ha sido mi formación. Soy un ingeniero en diseño industrial que, en sus inicios, trabajó para campos tan diversos como son la arquitectura, la escenografía o los efectos visuales. Esto me ha llevado a desarrollar mi propia técnica denominada ‘VFX Engineering’, basada en la recreación de fenómenos físicos que podemos encontrar en la naturaleza y que mediante simulación por ordenador pueden ser construidos de forma exacta mediante procesos láser o CADCAM. Los efectos visuales que tú ves en una película basados en fenómenos que podemos encontrar en la naturaleza, como puede ser una ola, un tornado o la lluvia nosotros podemos recrearlos de forma exacta transformándolos en una pequeña joya o en una escultura de 21 metros de altura.

VT: Así pues, ¿podemos decir que su arte se basa en la alta tecnología?
PG: En parte sí, pero esto sólo es la mitad de proceso. Toda idea nace en tu cabeza y tienes que transcribirla al papel, dibujando y analizando si funcionará. Solo después de muchas horas dibujando con el lápiz o haciendo pruebas básicas de maquetas entra el ordenador para pulir y crear el diseño final para ser construido. Cabe señalar que los acabados de todas mis piezas, ya sean pequeñas o de gran formato, son realizados también íntegramente a mano.

VT: Usted fue el artista de la obra ‘Wings of Atlanta’ en el Transition Hall del aeropuerto internacional de Atlanta (EEUU). ¿Qué le inspiró para realizar dicha obra?
PG: La idea es la de una mezcla entre una águila Americana y las turbulencias que genera un avión al traspasar la barrera del sonido.  Con ello queríamos expresar el romper las barreras viajando por todo el mundo usando el símbolo nacional de Estados Unidos. Una vez conseguido el concepto, lo transformamos mediante ordenador a partículas de viento para dar esta forma dinámica que era lo que buscábamos.

VT: Enhorabuena por el diseño del trofeo de la “America’s Cup World Series”, mayor competición de vela del mundo, ¿cómo surgió la creación de la copa?
PG: Fue un concurso que gané. Después de una fase conceptual y de desarrollo del concepto la pieza fue fabricada en Milán por Gdebertoni, especializados en los trofeos más exclusivos del mundo como pueden ser por ejemplo la copa del mundial de fútbol, la UEFA Champions League o las medallas de los Juegos Olímpicos. Fue una gran experiencia trabajar con ellos en Milán y poder presentar el trofeo en la regata de Venecia.

VT: ¿Cuál es su obra de arte más exclusiva?
PG: Exclusivas intento que sean todas porque yo trato de no repetirme en mis obras buscando siempre nuevos horizontes. La más conocida es sin duda el Splash, una escultura de 21 metros para la Expo Zaragoza que ha sido publicada en periódicos como el New York Times o The Guardian, elogiando su complejidad. Pero si  hablamos de algo único, podría ser la escultura que acabo de realizar con mi colaborador Josep Esteve con la esponsorización de AT&T para el San Francisco General Hospital y que se ha ubicado en Union Square. Esta escultura es única porque el visitante puede interactuar con ella mediante 25 códigos QR usando su tablet o smartphone . Tanto los sponsors como el hospital están muy contentos por la gran aceptación que está teniendo por los visitantes.

VT: ¿Qué país del mundo considera que ofrece una oferta de mayor calidad en cuanto a arte?
PG:  Esto es muy relativo, depende del arte que estemos hablando. ¿Qué es arte? En los países árabes, por ejemplo, se están construyendo museos e invirtiendo mucho en arte. Pero se valora más la exclusividad de la pieza o el material con qué está hecha, a que la pieza sea realmente buena. Lo ves en los espacios públicos cuando vas allí. Ellos te piden que les diseñes algo único, pero no por ser de oro tendrá más calidad. También en un mundo tan global, creo que sería absurdo hablar de países y no de ciudades. Por ejemplo, aquí en Estados Unidos hay mucha diferencia a nivel de pintura o escultura entre New York y Miami y el resto, pero cuando hablamos de arquitectura o diseño es Chicago la ciudad que elegiría en primer lugar.

VT: Hablando de ciudades americanas, ¿cómo está siendo su experiencia en EEUU?
PG: No ha sido fácil pero solo puedo hablar de la experiencia de forma positiva, ya que la oportunidades llegan si te mueves. Lo mejor que tienen los americanos , es que no se casan con nadie, si tu diseño es mejor, gana o vende independiente de que seas español. Es un todos contra todos, pero con unas reglas claras. En otros sitios esto no pasa.
Otra cosa positiva es que por ley, en cada obra pública que se realiza, un tanto por ciento de ella (2-3%) va destinado a la realización de obra de arte pública para el lugar. Esto genera mucho movimiento y vida para muchos artistas que no pueden acceder a inversión privada o no están representados por una Galería.

VT: Ha realizado la vajilla de elBulli, restaurante de Ferrán Adrià, uno de los mejores chefs del mundo. ¿Cómo comenzó dicho proyecto?    
PG: Nuestro encuentro con Ferran Adrià a través de una cena en elBullí con mi socio Daniel Molina. Él ya había visto nuestro trabajo y quedamos para volvernos a ver. Cuando nos volvimos a ver, fué un flechazo y empezamos a colaborar.  De allí la búsqueda de nuevas maneras de servir la comida en soportes escultóricos únicos que estamos realizando para los mejores chef del mundo. Todo estos procesos se pueden ver en un documental que acabamos de presentar en Cannes llamado ‘Interface’.

VT: ¿Qué es la Fundación IKONIC arts?
PG: La fundación IKONIC arts es una fundación que se crea para desarrollar nuevas formas y técnicas para nuevos procesos de diseño aplicadas a la alta cocina. Como fundación ya estamos colaborando con varios de los chefs más importantes del mundo pero también creando exposiciones que muestran todo este proceso. Actualmente podéis ver una de estas exposiciones en Roses, ‘Interface Gifré’.

VT: ¿Nos pueda hablar de tus próximos proyectos?
PG: A nivel escultórico estamos desarrollando un proyecto para la realización de una escultura de gran formando para la America’s Cup.  A nivel pintórico estoy realizando un quadro escultórico para un hotel de lujo en Wall Street, New York. A nivel de vajilla de lujo estoy diseñando las piezas de una vajilla única para el Celler de Can Roca para su evento «el Somni» y a nivel expositivo acabamos de inaugurar la exposición Interface en España y pronto vamos a inaugurar una exposición en el Bank of America en San Francisco. Respecto a abrir otros mercados, actualmente estoy en vías de presentar dos proyectos de escultura de gran formato, uno para Qatar y otro para Beijing. En un mundo global, tienes que pensar y moverte de forma global.