El respeto por el medio ambiente está marcando cada vez más la actividad en un gran número de ámbitos profesionales y la arquitectura de lujo no es una excepción en este sentido. Una buena prueba de ello es el proyecto de ciudad vertical que se desarrollará ni más ni menos que en pleno desierto del Sáhara, en Marruecos.

Se trata de un macroedificio ideado por arquitectos y diseñadores franceses de las empresas OXO Architectes y Nicolas Laisné Associés que empleará fuentes de energía renovables –como la solar y la eólica-, y aprovechará el agua de la lluvia, que se almacenará en depósitos subterráneos. En este caso, los criterios de sostenibilidad medioambiental no están reñidos con la elegancia, la belleza y el lujo de una ‘ciudad’ que llevará por nombre City Sand Tower y que alcanzará los 450 metros de altura y los 780.000 metros cuadrados de superficie.

Los habitantes de esta particular ciudad futurista de lujo podrán disfrutar de un gran número de comodidades como oficinas, restaurantes, comercios, gimnasio y lógicamente sus propias viviendas privadas. En la parte menos positiva, apuntar que está previsto que la construcción de este proyecto de ciudad vertical de lujo se inicie en el año 2025.