Por Albert Simó – director@viptoday.es

Oriental Residence Bangkok

El hotel de lujo Oriental Residence de Bangkok se encuentra en una de las zonas más céntricas de la ciudad, al lado del Parque Lumpinee en pleno distrito comercial. Resulta ideal para los viajeros más exigentes que no quieren renunciar a las máximas comodidades. La propuesta estética del hotel está perfectamente cuidada, lo que produce en el huésped una sensación de paz y bienestar que se agradece especialmente tras una frenética jornada de trabajo o turismo en la bulliciosa capital siamesa. Lujo y tradición, oriente y occidente, se conjugan a la perfección en este magnífico hotel.

El Oriental Residence de Bangkok fue incluido en 2014 en la lista de los mejores 25 hoteles de Asia por los lectores de la revista Condé Nast Traveler. Entre sus 145 habitaciones destacan las de categoría ‘Grand DeLuxe’, particularmente amplias. Disponen de cocina, televisión LED y DVD, además de baño de mármol y una ducha independiente. Sin duda, la elección ideal para los viajeros de lujo. Desde los pisos más altos del edificio los huéspedes pueden disfrutar de espectaculares vistas del skyline de la capital de Tailandia. Despertar con una magnífica panorámica aérea de los edificios y parques de Bangkok es una experiencia que no tiene precio. El gimnasio del hotel está equipado con máquinas de fitness de última generación para los que no quieren renunciar a mantener la buena forma física durante sus viajes, sean de placer o de negocios. Cuando llega el tiempo de relax, el Oriental Residence ofrece una piscina cubierta y un Spa.

Este espectacular hotel de lujo tailandés cuenta también con un centro de negocios a disposición de empresas que estén interesadas en organizar eventos profesionales. En su Café Claire se sirven propuestas gastronómicas de inspiración francesa con acento asiático. La influencia europea se puede catar también en los obsequios gastronómicos de bienvenida como los deliciosos ‘macarons’ galos, un exquisito detalle que representa la elegancia de un hotel de lujo que, a pesar de su juventud, ya es toda una referencia en términos de exclusividad en el continente asiático.