Albert Simó (Autor de Texto y Fotos). Los distintos países de los Balcanes en general y, en especial, Croacia, son un destino de primer nivel no únicamente en el ámbito europeo, sino mundial. Los encantos de la costa dálmata son innumerables y Dubrovnik se alza como la perla del Adriático y una de las ciudades de visita imprescindible del Sur del antiguo continente.

Dudas: ¿Croacia o Montenegro?

Nuestra respuesta es clara: ambas. Las distancias son cortas entre los distintos países balcánicos. Cada una tiene su encanto y sin duda merece la pena visitar ambas naciones, así como también Bosnia, por supuesto. Pero como en un viaje no se puede ver todo y en esta ocasión me he desplazado durante el mes de agosto, he decidido centrarme en Dubrovnik, Mostar (desplazamiento de 1 día desde Dubrovnik), Makarska y la Bahía de Kotor, en Montenegro.

Aterricé en Dubrovnik volando desde Barcelona. Si cuentas con recursos económicos, no dudes en viajar en helicóptero por los Balcanes. En caso de no ser así, alquila un buen coche. Los desplazamientos no son largos pero las carreteras en la región son sinuosas y el tráfico intenso así que elige un vehículo de gama alta que te ofrezca el máximo confort durante tus trayectos, que pueden resultar ser tremendamente tediosos.

Aterrizamos en la Perla del Adriático: Dubrovnik

Empezamos por Dubrovnik, la denominada ‘Perla del Adriático’. Realmente merece este ostentoso apodo, ya que es una ciudad relativamente pequeña bella pero muy bella. Si bien su atractivo se concentra en su ‘Old Town’ y sus alrededores, si te pierdes por la urbe descubrirás lugares increíbles.

La parte ‘fea’ es que está infestada de turistas, las calles están colapsadas de coches y el transporte público (buses) es bastante lamentable. Mi recomendación es que elijas un hotel cerca o en el interior de la ciudad antigua. Te sugiero el Hotel Hilton Imperial Dubrovnik o The Pucic Palace.

Como actividades imprescindibles: paseo por la muralla, perderte por las calles de la Old Town, cualquier cosa que puedas hacer en un barco (si el tiempo lo permite darte un buen baño en las transparentes aguas que bañan la ciudad) y un paseo en el teleférico, que te permitirá disfrutar de impresionantes vistas aéreas de Dubrovnik. Hacerlo todo en un día es complicado así que tómatelo con calma y dedícale a la ciudad dos días enteros.

Escapada a Mostar (Bosnia)

Ya que estarás en los Balcanes, si tienes un mínimo de sensibilidad histórica no puedes perderte Mostar, una ciudad en la que verás y, en cierta forma, vivirás (salvando obviamente las distancias), la guerra civil que sufrió la antigua Yugoslavia, en la que se cometieron monstruosos crímenes contra la humanidad. Sí, es duro, pero merece la pena conocer la historia.

El símbolo de la bonita Mostar es su espectacular puente, que fue destruido durante la guerra por parte de los croatas. Ahora es el principal atractivo arquitectónico de la ciudad desde donde se suelen tirar saltadores al río haciendo las delicias de los numerosos turistas que se acumulan en la ciudad antigua. Paséate por el casco viejo, disfruta de la gastronomía local y visita el interesante y siniestro museo de la guerra de Mostar.

A nivel de alojamiento, te recomiendo el Hotel Old Town Hotel de Mostar. Un hotel de lujo fantástico ubicado en un privilegiado punto de la ciudad.

Nos vamos a Makarska (Croacia)

Makarska es una bella ciudad costera situada a unos 150 km. al norte de Dubrovnik. Se trata de un enclave pequeño y tranquilo, ideal para un estilo de turismo de carácter familiar que cuenta con un buen puerto deportivo y bonitas playas, eso sí, rocosas.

    Disfruta de la gastronomía local, relájate y disfruta de la vida nocturna de la ciudad. Eso sí, únicamente te recomiendo que visites Makarska durante los meses de primavera-verano ya que durante el resto del año prácticamente cesa su actividad.

    Desde Makarska es muy recomendable realizar una excursión a la isla de Brac para visitar una de las playas más famosas de Croacia: Zlatni Rat Beach, también conocida como el ‘Golden Horn’. Te recomiendo barco privado pero si llegas en ferry debes tener en cuenta que el transporte público desde el puerto hasta la citada playa es prácticamente inexistente, con lo que deberás coger un taxi.

    Camino al Sur. Destino Montenegro

    Montenegro es un país pequeño pero tremendamente potente desde muchos puntos de vista. Auguro que se convertirá a lo largo de los próximos 10 años en la nueva Mónaco del sur de Europa. Es un país que brinda grandes oportunidades de negocio a varios niveles, en especial en Real Estate de lujo.

    Sin duda, dos de los referentes que marcan el camino de lo que será el país en el futuro próximo son Porto Montenegro y Porto Novi, dos exclusivas marinas de lujo con resorts, propiedades, puerto deportivo, zona de shopping, restaurantes, etc. En definitiva, todo lo que se necesita para que el turista de gama alta lo pase en grande.

    En el centro neurálgico de la propuesta de valor de Montenegro como destino turístico -desde la perspectiva del ocio-, está la Bahía de Kotor y sus alrededores. También es interesante la ciudad de Budva para un público más generalista y masivo que busca buen ambiente, seguridad, playa, y una excelente gastronomía, que se sustenta en productos del mar.

    Si eres una empresa o una agencia de comunicación / marketing y quieres hacernos llegar notas de prensa, convocatorias o propuestas de negocio relacionadas con contenidos, escribe a: tribunalujo@gmail.com