Los smartphones de gama alta tienen los años contados. Ésta es la conclusión que se deriva de un estudio publicado por la empresa Informa Telecoms & Media, que augura una progresiva pérdida de cuota de mercado de este tipo de dispositivos, que repercutirá a favor de los teléfonos de bajo coste.

Sus elevados precios, el hecho de que sean un producto fácil de perder –cada día se extravían más de 7 millones de teléfonos móviles en el mundo-, y lo atractivos que resultan para los ladrones son factores que, según los responsables del estudio, explican esta tendencia.